Periódico de Izcalli

Deportes

Busca competir en el Mundial de Paraciclismo de Holanda

En noviembre de 1997, la vida de Saúl Hernández Rosas cambió por completo pues a consecuencia de un accidente de trabajo, recibió una descarga de alto voltaje que provocó le amputaran la pierna derecha, además de que su mano izquierda sufrió lesiones de gravedad. Sin embargo, no dejó que esta situación lo venciera y comenzó su historia en el deporte, específicamente, el ciclismo.

Primero logró hacerse de una prótesis para poder andar en bicicleta en trayectos cortos, posteriormente, el vecino de la colonia Cofradía San Miguel se encontró con un grupo de ciclistas con los cuales comenzó a recorrer distancias superiores a los 10 kilómetros y fue entonces que decidió adoptar este deporte como un estilo de vida.

Actualmente, Saúl Hernández tiene 48 años de edad y clasificó para competir en el Mundial de Paraciclismo a celebrarse del 8 al 15 de septiembre, en Holanda. Sin embargo, le avisaron que la Comisión nacional del Deporte (CONADE) no cubriría sus gastos, motivo por el cual planea rifar una bicicleta para juntar los 40 mil pesos que hacen falta.

“El proceso es largo y difícil porque tienes que entrenar al máximo y sacrificas muchas cosas, en muchas ocasiones hasta la familia. Sin embargo, al obtener esta posibilidad de ir a un mundial se ven coronadas todas las carencias que se han tenido”, comentó el paratleta que se entrena en la Escuela del Deporte Adaptado de Cuautitlán Izcalli.

Para el mundial, tiene como objetivo subirse al pódium y colgarse la medalla de oro, al tiempo de conseguir una buena marca para poder clasificar a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Hernández Rosas tiene en su palmarés el bicampeonato de los Juegos Nacionales de Paraciclismo, en las pruebas contra reloj y el subcampeonato en la prueba de ruta, de los años 2016 y 2018.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com